Tesoros Regios Ilimitados

Ver disponibilidad. Cancelación gratuita Puedes cancelar estas entradas hasta 24 horas antes del comienzo de la experiencia y recibir un reembolso completo. Validez ampliada. Confirmación instantánea. Entradas en el móvil. Duración flexible.

Adéntrate en la historia de Austria mientras exploras una de las cámaras del tesoro de fama mundial. Situada en la parte más antigua del palacio vienés de Hofburg, el Ala Suiza es un espectáculo digno de contemplar.

Pon tus ojos en la Corona Imperial Austriaca, una de las coronas más bellas y famosas del mundo. Descubre joyas y diamantes, algunos parte de las joyas originales de la emperatriz Isabel. Admira el diamante tallado más grande del mundo y la esmeralda más grande del mundo, guardados a buen recaudo en esta ala.

Pero eso no es todo; también verás tesoros de la Orden del Toisón de Oro, así como las colecciones de la cuna del rey de Roma Napoleón II. Elige entre un Vienna Pass de 1, 2, 3 o 6 días para disfrutar de entrada rápida a más de 70 atracciones, viajes ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad.

Se permite fotografiar sin flash. Los trípodes no se pueden llevar dentro. El cupón debe canjearse en el lugar de celebración, no es posible entrar directamente ni saltarse la cola. Estas entradas son válidas durante 3 meses a partir de la fecha de compra. Vienna Tesoro Imperial de Viena.

Las mejores cosas que hacer en Viena. Visita el tesoro imperial de Viena El tesoro imperial de Viena, de gran importancia histórica y con objetos de valor incalculable, atrae a turistas de todos los rincones del mundo para maravillarse con su magnífica colección.

Joyas de la corona: adéntrate en las bóvedas donde residen las joyas de la corona y los tesoros más importantes del mundo, como la corona imperial del Sacro Imperio Romano Germánico y la corona del emperador de Austria.

Legado de la monarquía: embárcate en un cautivador viaje a través de la historia y el legado cultural de la influyente dinastía de los Habsburgo, que ofrece una visión sin igual de las potencias europeas. Objetos sagrados: descubre las fascinantes historias que se esconden tras cada artefacto único, incluida la legendaria lanza sagrada, que se cree que atravesó el costado de Jesucristo durante la crucifixión.

Interior fascinante: admira la resplandeciente arquitectura barroca del museo, adornada con intrincados detalles y cautivadores interiores que transportan a los visitantes a un mundo de grandeza. Exposiciones infantiles: las atractivas exposiciones y las audioguías se adaptan a visitantes de todas las edades, garantizando una experiencia inclusiva que despierta la curiosidad de los niños y deja una impresión duradera.

Tus opciones de entrada al tesoro imperial de Viena. Entrada al Museo Imperial de Carruajes del Palacio de Schönbrunn Embárcate en un tranquilo paseo por el tesoro imperial, ideal para saborear la importancia y el impacto cultural de la exposición.

Entrada combo a los tesoros de los Habsburgo El tour combo incluye la entrada tanto al tesoro imperial de Viena como al Kunsthistorisches Museum de Viena.

Combo: Museo del Carruaje Imperial con Museo del Tesoro Imperial Esta entrada combo asequible para tu bolsillo te ofrece la oportunidad perfecta de sumergirte en el opulento pasado de la dinastía de los Habsburgo. Lo mejor del tesoro imperial de Viena. Joyas de la corona austriaca Maravíllate ante las regias coronas, cetros y orbes adornados con magníficas piedras preciosas.

Lanza sagrada Descubre la legendaria reliquia que se cree que es la lanza que atravesó el costado de Jesucristo, un artefacto cargado de significado religioso e histórico, que añade un aire místico a su exposición en el tesoro imperial. Túnicas de la orden del Toisón de Oro Contempla las exquisitas túnicas que llevan los estimados miembros de la prestigiosa orden, que simbolizan el honor y la nobleza.

Vasija gigante de esmeralda Contempla una extraordinaria vasija elaborada con una única e inmensa esmeralda, que exhibe una artesanía excepcional y una belleza sin parangón, y que fue encargada por el emperador Fernando III, dejando a los visitantes asombrados por su rareza y esplendor.

Cuenco de ágata El cuenco de ágata, elaborado con una piedra antigua y que se cree que posee propiedades mágicas, es un objeto de exquisito arte y artesanía del pasado, que sirve como testimonio de la meticulosa atención al detalle en la creación.

Espadas ceremoniales y túnicas de coronación Explora una colección de espadas ceremoniales con diseños intrincados y, túnicas de coronación ornamentadas que reflejan la magnífica pompa y boato de la época de los Habsburgo, representando el carácter sagrado de las ceremonias reales.

Planifica tu visita al tesoro imperial de Viena. Gotas de sangre del esclavo teñían la superficie del metal. Entrando en el recinto que cerraba la puerta, Elao prendió con la lámpara que había traído las mechas de otras preparadas ya, y la reina y el sacerdote penetraron también en la primera cámara del tesoro.

Detuviéronse en el umbral a contemplar tanta magnificencia, mientras el esclavo iluminaba el segundo recinto. El gran sacerdote, que no conocía el tesoro sino por la leyenda secular, alzó las manos en forma de copa y exhaló un grito de admiración.

Lo de menos eran las barras de oro apiladas en el suelo. Desde hacía trescientos años, los reyes Lagidas reunían, ocultándolas en las profundidades del sepulcro que los aguardaba, las joyas más raras y de más exquisita labor. Preseas que pertenecieron a Alejandro; objetos salvados de los saqueos de ciudades desaparecidas; collares y brazaletes de princesas que dormían el sueño eterno; vasos sagrados de cultos que ya nadie practicaba; estatuas de oro de dioses de olvidado nombre; perlas únicas, ofrecidas antaño a divinidades monstruosas; cetros regios, coronas afiligranadas, broches que cerraron mantos imperiales, se hacinaban en hornacinas abiertas en la pared y revestidas de telas y chapas de dorada madera, y se desbordaban en montones por las esquinas y hasta colgaban del techo, dentro de espuertas finísimas de palma.

La luz de las lámparas, incierta y parpadeante, hacía de pronto emerger de la sombra detalles de maravillosa ejecución, adornos perfectos, líneas de belleza que convidaban a arrodillarse, y Cleopatra, volviéndose al sacerdote, pronunció:. Los romanos, que han saqueado tantos reinos, nada poseen comparable a este tesoro.

Todos mis ascendientes, en su sangre griega, llevaban el amor al arte, y lejos de las miradas profanas, que no deben posarse en la suprema hermosura, juntaron lo que no tiene precio, lo que ardientes momentos de inspiración fijan en la materia y pacientes trabajos perpetúan.

Vencida, amenazada, casi prisionera ya, todavía la reina de Egipto es dueña de algo que envidiaría Octavio, y que además, Octavio necesita para pagar a sus tribuni militum, a quienes debe cantidades, y a las legiones de Antonio, que acaban de sometérsele.

El sacerdote reflexionaba, atusándose la barba ondulada en canalones simétricos. Sus ojos ovales, negrísimos, expresaban la incertidumbre y la inquietud. El poder sacerdotal había decaído mucho bajo los Lagidas, reyes impuestos por la conquista alejandrina, y ahora, ante la arrolladora fuerza de los romanos y el imperioso y caprichoso manto de Cleopatra, era apenas una sombra y un recuerdo.

Los ojos de forma de almendra, de oblicua mirada, designaron al esclavo, inmóvil como una estatua de basalto negro. Que no se apodere de él Octavio, ¿entiendes? Archivo de Prehistoria Levantina 30, , p. Manuel Gozalbes. Log in with Facebook Log in with Google.

Remember me on this computer. Enter the email address you signed up with and we'll email you a reset link. Need an account? Click here to sign up.

Download Free PDF. Tesoros y hallazgos monetarios: protección, estudio y musealización. Rocío Fernández-Cid Mesquida. See Full PDF Download PDF. Related Papers. XVI Congreso Nacional de Numismática, Tesoros y hallazgos monetarios: protección VVAA Prospección electromagnética, posicionamiento GPS y SIG análisis numismático del asentamiento de Les Tres Cales.

Download Free PDF View PDF. XVI Congreso Nacional de Numismática La moneda en la ciudad portuaria de Myrtilis. Adversidades y problemas en los tesoros romanos imperiales de Hispania XVI Congreso Nacional de Numismática.

Barcelona, noviembre Tomo 1, pp. XVI Congreso Nacional de Numismática Barcelona, 28, 29 y 30 de noviembre de Aproximación al conocimiento numismático en contextos arqueológicos del siglo VII e inicios del siglo VIII de Tarracona.

La Casa dels Peixos calle Valencia núm. El tesoro de denarios romanos de la calle Salvador Valencia.

Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices

Tesoros Regios Ilimitados - Algunos tesoros del museo; «Las revoluciones C. Atribuida al Pintor de las Inscripciones de Regio (Italia). Disfrute de un uso ilimitado del museo y de Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices

El retrato de Morton est hecho sobre el modelo de un personaje real. Aun as no podemos tomar a mal el total desconocimiento del ju do en los hroes o villanos de escritores espaoles que apenas si llega ron a conocer a uno que otro judo, y aun esos lo fueron ms de nom bre que otra cosa.

Pero nos causar extraeza una falta de comprensin verbigracia en Romain Rolland, ilustre escritor francs, pacifista, gran luchador por los derechos humanos y la dignidad humana, que ha te nido discpulos y admiradores judos y que no pocas veces experiment su apoyo abnegado y entusiasta. En su clebre novela Juan Cristbal describe a ciertos personajes judos que bien pudieron haber sido reales y bien trazados Silvano Kohn, Lvy-Coeur, etc.

y que se dan entre judos como tambin entre no judos. Pero si uno quisiese formarse una idea, a base de las no velas de Romain Rolland, de lo que fue la vida juda en Francia, antes de la primera guerra mundial, no podra reprimir el disgusto y hasta asco que sinti este escritor.

Recuerdo que, en mi juventud, la lectura de Juan Cris tbal me fascin de tal manera que no pude dejarla hasta no terminar con los diez tomos. Es posible que no me haya dado cuenta de sus pasajes antijudos? La explicacin probable es que entonces no me pa recieran as, pues no cabe duda de que tenemos judos de psimos mo dales, repugnantes, egostas y, en general, feos ejemplares de la huma nidad.

A pesar de ello, no podemos simpatizar, a estas alturas, con el escritor que hace de ellos representantes de la nacin, de una nacin con la cual se pueden cometer por lo tanto, con alguna justificacin, to das las brutalidades.

Somos ahora ms sensibles. Ese antisemitismo sua ve, al estilo de Romain Rolland, estaba de moda en los veintes, y lo encontramos en esta forma aparentemente inocua y con la cual hasta pudimos simpatizar en grandes escritores como T.

Elliot, Aldous Hux ley o Scott Fitzgerald, para no mencionar sino unos cuantos que han figurado como hroes de muchos lectores judos instruidos. El lector judo estaba acostumbrado a cierta dosis de antisemitis mo en el ambiente, como el habitante de la ciudad moderna se acostum bra al veneno de los vapores de la gasolina que salen de los tubos de RETRATOS DE JUDOS 15 escape de los automviles.

Ninguno de los dos pareca mortfero y no se les daba importancia. Antes al contrario, la crtica antijuda moderada pareca dar un timbre de sinceridad a la obra, y no se poda culpar al escritor por ver tan claramente los defectos de sus personajes judos, m xime cuando el hombre no era un comejudos.

Describa, al fin y al ca bo, uno de aquellos salones burgueses de gente recin enriquecida, in culta, compuesta a menudo de negreros argelinos, como deca Romain Rolland, por los que el lector judo tampoco senta la ms mnima sim pata. Pero unas cuantas dcadas ms tarde, no vemos las cosas as. Echa mos de menos que en una novela tan vasta como lo es Juan Cristbal no se encuentre casi ningn rasgo bueno, humano, en los personajes ju dos.

La honestidad del artista exige el contrapunto de alguna caracte rstica amable, aunque fuese en personajes judos secundarios. En los escritores saturados del prejuicio antisemita de tipo clerical ese contra punto se logra, cuando el personaje judo se convierte al cristianismo y resulta ser un dechado de virtudes o, como ocurre con mayor frecuen cia, al presentar a la bella y virtuosa juda que, indignada, abandona las tontas supersticiones de su pueblo, como lo vimos en La rosa de pasin, de Bcquer.

Aun en El mercader de Venecia, de Shakespeare, obra antijuda, puesto que se basa en prejuicios antisemitas populares, encontramos un pattico pasaje en el discurso de Shylock: No tiene el judo ojos? Romain Rolland, tan a menudo nuestro paladn contra el antisemitismo, encuentra sin embargo {en Juan Cristbal en los asis tentes judos del saln que bajo aquellas frentes duras.

deba de ha ber crmenes. Casi todos eran feos. Encontramos fantasas increbles acerca de los judos incluso en los escritores modernos ms notables. En Scott Fitzgerald The Great Gats- by el judo Waldheim interviene en los resultados de los juegos depor tivos americanos las World Series y, dice el autor, un hombre pu do comenzar a jugar con la fe de cincuenta millones de personas, con la decisin de un salteador que rompe una caja fuerte.

Para el lector ju do, semejantes imgenes son exageraciones risibles, pero para el no judo evoca los siniestros poderes atribuidos a los judos desde la Edad Media. Efectivamente, nuestros autores ni son socilogos ni psiclogos y muchas veces desconocen totalmente al judo como persona. Lo ven y lo utilizan como espantajo que encuentra resonancia en casi todo su 16 DESTELLOS EN LA PENUMBRA pblico.

Elliot el antisemitismo es un efecto rebuscado adrede, una coquetera con cierto pblico igual que su pretendido monarquis mo o su deshilvanado exotismo. El rasgo de alguna forma de monstruosidad juda es tan ubicuo en la gran literatura europea y americana que los cuadros ms o menos ve rdicos quedan reservados casi exclusivamente a los que combaten en pro de alguna ideologa enemiga del antisemitismo.

Giovanni Papini, escritor italiano bastante sagaz, encuentra placer en describir en Gog La tienda de Ben Chusai a un judo que comer cia en cabezas humanas disecadas, fetos con cuatro brazos, libros ma cabros y scalps de indios.

Tal personaje, aunque muy improbable, est dentro de lo posible, por ms que toda la descripcin le parecer desca bellada a cualquier persona que conozca la aversin juda a la necro- filia. Al cuento le falta el acento de la verdad, sin el cual no llega a ser una obra de arte, pero no le parecer grotesco al lector no judo.

Similarmente, Papini revela en otra seccin del mismo libro, Las ideas de Benrub , que los judos le infunden cierto temor, ms que res peto, cuando pasa revista a sus hombres destacados en todos los campos de la ciencia, y su gran habilidad en materia de dinero, que los trans forman en amos de la tierra.

Los hebreos no echan ya veneno en las fuentes y en los ros, pero s, en forma ms sutil, a la mente de la hu manidad, y envilecen los ideales cristianos. Ser que el judo logr convencer al mundo, mucho ms de lo que jams lo hubiera soado, de que tiene alguna relacin especial con la divinidad y que su eleccin es terriblemente verdadera y eficaz?

Esto parece indicado por el oculto terror con que se pinta al judo, por el peligro que se ve en l, por el miedo inconfesado que se le tiene. Porque el judo aparece como el adversario de las potencias mundiales ms gran des, de poderes tales que podran triturar a cualquier otro pueblo al instante en todos sus dominios.

El pas en que exista la inda juda ms intensa en la poca moder na y en que, al mismo tiempo, las barreras entre judos y cristianos pa recan casi infranqueables, era Polonia.

Los judos polacos, en el siglo pasado, apenas si entendan el polaco y los cristianos no entendan el dish. A pesar de ello, surgi precisamente en ese medio una escritora, Eliza Orzeszkowa que describi la vida juda y los personajes judos con mayor comprensin y finura que ningn escritor francs o ingls.

Su novela Meier Ezofovich era lectura obligatoria en escuelas judas de en seanza superior. Con mucha simpata y gran penetracin describi la RETRATOS DE JUDOS 17 lucha econmica y espiritual de los judos de Polonia y su obra ha cons tituido un importante factor de acercamiento entre los dos pueblos, pre cisamente en uno de los pases clsicos del antisemitismo.

Tambin Mic- kiewicz, uno de los mximos poetas de Polonia, pinta con cario a su personaje judo Jankiel en la novela Pan Tadeusz Orzeszkowa no fue la nica escritora en ver con un espritu nuevo los problemas ju dos. En varios pases encontramos de repente obras literarias de lema judo que parecen maravillosas flores en medio de un tedioso desierto de incomprensin.

La eliminacin del mito medieval en la literatura fue ya un gran paso, aun cuando el judo aparezca en ciertas obras como extico, estram btico o ligeramente risible. As vemos que un fino cuentista como Che- jov, tan maestro en pintar a sus personajes rusos, apenas si capta una difusa silueta del judo en su cuento El violn de Rothschild, y aun esa es caricaturesca.

No son los escritores ms grandes los que han demostrado mayor comprensin del judo ni mayor inters por sus problemas.

Varios de ellos, o quiz la mayora de ellos, quedaron al margen de su problema, aun cuando se hubiesen pronunciado en contra del antisemitismo, como fue el caso de Tolstoy.

No es sorprendente que Rudyard Kipling, que en sus andanzas se encontr con buen nmero de judos aunque gene ralmente de tipo ingls describa sin prejuicio a un oficial judo en la guerra boer El prisionero.

En cambio, quedamos asombrados al ver la descripcin de un sionista a carta cabal y eso en hecho por Wini fred Graham en The Zionist. El hroe es hijo de matrimonio mixto y fue modelado sobre Neil Primrose Subsecretario de Relaciones Exte riores del gobierno ingls en , quien se uni a las fuerzas de Al- lenby y cay en batalla en Fue enterrado en Israel como judo.

Se ha dicho que en las bellas letras se repiten cierto nmero de situaciones y conflictos arquetipos que son la base de los relatos pos teriores.

Los cuentos mitolgicos de Sansn, Job, Prometeo, Sisifo, Edi- po, Narciso, etc. se hallan, con infinidad de variantes, hasta en las no velas ms modernas.

Podra agregarse la figura del Mesas, una de las ms grandes ideas religiosas de todos los tiempos. La preocupacin con la idea mesinica se halla a la base de gran parte y quin sabe si no la mayor parte de todo lo que se ha escrito en Europa desde la Edad Media en el campo de las bellas letras.

Desde luego, no en su forma re ligiosa, puesto que el cristianismo afirma haber resuelto el problema, pero s como fermento ideolgico y anhelo de un mundo mejor. En las obras 18 DESTELLOS EN LA PENUMBRA de inspiracin religiosa, el papel que se nos ha reservado a los judos, es el del angel cado, rebelde, o sea el diablo.

El pueblo que ha dado naci miento a Dios y a la madre de Dios es, al mismo tiempo, el que los ha repudiado, rechazado y crucificado. Su continuada existencia aparece como uno de los grandes misterios de la humanidad. Pero hay muchas obras en que ese mismo tema se trata con una sensibilidad ms fina.

Acptase el punto de vista judo de que la huma nidad no est redimida, en vista de que siguen las guerras, y la injus ticia domina en el mundo. en el cuento Arsareth del novelista sueco Per Hallstrm o bien la nostalgia de Jerusaln en uno de los Cuentos Judos del novelista aus traco Leopold von Sacher-Masoch, ms conocido por haberse dado su nombre al masoquismo.

En algunos casos el pueblo judo llega a ser identificado con Cristo, como en el curioso cuento del poeta Coningsby Dawson El soldado desconocido , en que esboza la idea de que Jess reaparece y muere en la forma de una vctima juda de las gue rras, o en el cuento de J.

Campbell Cristo viene a nosotros. Varios autores, movidos por el respeto, la compasin o sencillamen te por la contemplacin de la tragedia juda, han escrito pginas llenas de simpata y de comprensin. Pedro el Ermitao, de las Miniaturas His tricas del gran escritor sueco J.

Strindberg podra cons tituir uno de los episodios de Kidush Hashem. Difcilmente se podra expresar la simpata hacia el sino judo mejor en el cuento de Mximo Gorki El muchachito.

Incluso en pases de antisemitismo arraigado y tradicional, como Polonia y Rumania, encontramos obras literarias en que se trata al judo sin hostilidad. Buen ejemplo es el cuento del gran dramaturgo Ion Carageale. El cuento de Carageale es particularmente ins tructivo y nos muestra un camino bastante largo que se ha recorrido des de Shakespeare.

El autor trata el mismo motivo que hallamos en El mer cader de Venecia: la venganza o autodefensa del judo. El judo logra aplastar a su perseguidor, pero debido a la forma en que lo hace, el hroe llega a la conviccin de que dej de ser judo.

Ese final del cuento es de extraordinaria penetracin psicolgica. Claro est, hay en la vida real judos que nada tienen de especfi camente judo, y es natural que los encontremos igualmente en la lite ratura. Slo que al subrayarse su carcter judo, esperamos que el autor afronte los conflictos que resulten.

En algunos casos, como por ejemplo Earth and High Heaven de Gwethalyn Graham o en Gentlemens Agree ment de Laura Z. Hobson, los personajes no tienen de judo ms que RETRATOS DE JUDOS 19 el nombre, y su defensa se basa precisamente en este carcter neutro e incoloro.

En el otro extremo encontramos a judos que no lo son y que sin embargo representan al judaismo en la mente del autor. La figura de Leopoldo Bloom en la novela Ulses, de James Joyce, es la de un con verso desde la infancia que vive en Irlanda. La accin es anterior a la primera guerra mundial. Sin embargo, el personaje recita el himno sionista y una frase hebrea cuyo significado les era desconocido a ju dos conscientes y educados entre , en el ambiente de Bloom.

Con todo eso, Bloom teme que su amigo podra tomarlo por judo. Resulta evidente que Joyce introduce su idea de lo que son los ju dos en el retrato de Bloom.

Esto no se puede evitar enteramente. Schiller, Turgunev y algunos otros grandes escritores, despus de haber escrito de acuerdo con el antisemitismo popular, dieron marcha atrs, o bien enmendaron lo que les pareca un error, publicando obras en que trata ron favorablemente a sus personajes judos.

Otros ms han estado y es- tn demasiado vinculados a tendencias reaccionarias u obscurantistas para poder tratar al judo con candor. Dostoyevski no tuvo tratos con judos ms que a distancia. Su antisemitismo se debi, en gran parte, a su misticismo cristiano y panruso, opuesto a todo lo que representaba el judaismo.

Algunos autores supieron elevarse por encima del problema judo y describir sus personajes sin ideas preconcebidas. Ejemplo notable de esta actitud es el gran cuentista francs Maupassant. En su cuento Ma demoiselle Fifi, el personaje judo pertenece a los bajos fondos de la sociedad y sin embargo se convierte en herona.

La accin se realiza en la guerra franco-prusiana, pero tiene aun hoy un sabor moderno. Dif cilmente podramos reprocharle a Maupassant el haber elegido una fi gura de las heces de la sociedad juda y que, claro est, dista mucho de ser representativa, cuando el ms conocido entre el pblico gentil de los escritores dish, Shdem Asch, utiliz un tema de parecida ndole en una obra teatral.

El escritor tiene que identificarse en cierta medida con sus perso najes. En el arte slo alcanza la verdad y la grandeza lo que se relaciona con nosotros mismos en lo ms hondo de nuestro ser. Tiene que repre sentar para nosotros algn ideal, algn anhelo, o bien un temor, una reprobacin.

El antisemita puede escribir una obra fuerte y humana, pro yectando sus propios temores y odios sobre el judo. Hay cierto infan tilismo en esta actitud que convierte al judo en demonio.

Aunque no 20 DESTELLOS EN LA PENUMBRA es ya popular entre los escritores de primera fila, la tendencia aun no ha pasado de moda totalmente.

Ellos prefieren silenciar el elemento ju do, aun all donde parece imposible eliminarlo. La tendencia mundial es callar, como si se tratase de algo indecente, cuando debera recalcarse la gran tragedia del pueblo judo en las ltimas dcadas.

Quiz sea jus tificada esta actitud, puesto que no se puede mencionar la vergenza de nuestro tiempo como una cosa cualquiera. Y sin embargo, cmo es posi ble que aparezcan libros sobre la poca de los nazis, sobre las persecu ciones en los pases ocupados, sobre la inhumanidad nazi, que apenas si mencionan la tremenda catstrofe juda?

En medio de la apata general frente al crimen y junto al pre juicio milenario encontramos sin embargo la nobleza de alma y la com prensin humana. La encontramos incluso en los antisemitas ms elo cuentes. Pero tales hallazgos, aunque preciosos, son raros. Lo corriente es no slo el odio, sino el temor al judo.

En medio de la cobarda ge neral y de la sumisin ante el ms bajo comn denominador del pensa miento popular se encuentran sin embargo algunos espritus libres del peso del prejuicio, artistas verdaderos que saben esculpir la imagen de un hombre de acuerdo con la visin que Dios les dio.

A esos hemos de elevarlos a un pedestal ms alto an que las almas caritativas que pro curan deshacer el mal que tntos nos han hecho. BOCCACCIO Giovanni Boccaccio, escritor, poeta y humanista italiano es autor del Decmeron, una de las obras ms clebres de la literatura mundial y, desde un punto de vista artstico, no inferior a La Divina Comedia del Dante.

El cuento que sigue refleja el espritu tolerante y amable del autor, que contrasta con el odio cerril que encontramos tan fre cuentemente en obras medievales que tratan de judos.

Los tres anillos El judo Melquitsdek evita, merced a una historia de tres anillos, el anzuelo peligroso que Saladino le ahba preparado. As que Neifila di fin a su narracin, que fu saboreada por todos los que la rodeaban, Filomeno, a un signo de la reina, tom la palabra y comenz en estos trminos: La historia que acaba de contar Neifila me recuerda el caso difcil en que se hall un judo en cierta ocasin.

Ya hemos hablado bastante en alabanza de Dios y acerca de la verdad de nuestras santas creencias. Creo que ha llegado el momento de que hablemos acerca de lo que su cede entre los hombres.

Con este fin os contar una historia que os ensear a responder sabiamente a las preguntas difciles que puedan seros hechas. Debis saber, amables compaeros, que si la imbecilidad puede hacer caer a un hombre rico y poderoso en la condicin ms mi serable, el buen sentido salva al sabio de los mayores peligros procurn dole a menudo la felicidad y asegurndole un porvenir tranquilo.

Es intil, por ahora, que nos ocupemos de los numerosos ejemplos en que vemos cmo la tontera de los hombres es la causa de su cada. Es del buen sentido y del ingenio, motivo de nuestros xitos, de lo que quiero, como os lo he prometido, ocuparme en esta corta historia.

Saladino fu uno de los hombres ms ilustres de su siglo, y se elev por su valor de un puesto secundario hasta el trono de Babilonia. Obtu vo muchas victorias brillantes sobre los cristianos y sobre los sarracenos, mas aquellas guerras y los gastos a que le llevaron su fasto y sus libera lidades agotaron su tesoro.

Teniendo precisin de una buena suma de 22 DESTELLOS EN LA PENUMBRA dinero para pagar sus necesidades, y no sabiendo cmo procurrsela en el corto plazo en que la necesitaba, se acord de un rico judo, llamado Melquitsdek, que prestaba con usura en la ciudad de Alejandra.

Estaba convencido de que aquel hombre, si quera, poda propor cionar el dinero que necesitaba, pero al mismo tiempo saba que era interesado, por lo que temi que no estuviera dispuesto a hacer tal cosa de buen grado.

Por un momento se sinti confuso, pues no quera tener que acudir a la violencia. Violentado al fin por la necesidad, se vali, para conse guir sus fines, de un medio razonable en apariencia. Envi en busca del judo cierto da y le hizo sentar familiarmente a su lado, dicindole: Sabio hombre, todo el mundo alaba tus luces y tu sabidura en las cosas divinas.

Podras decirme cul es la ms verdadera de estas tres religiones: la juda, la mahometana o la cristiana? El judo, que era efectivamente un hombre sabio y prudente, com prendi que Saladino le tenda un lazo, y que no podra dar la preferen cia a ninguna de las tres religiones sin exponerse.

Buscando en su cabe za una respuesta que pudiera sacarle de aquel mal paso, encontr en se guida un medio, y contest: Seor, la pregunta que os dignis hacerme es magnfica, y para que sepis lo que pienso acerca de ella, os contar una pequea his toria que os ruego tengis a bien escuchar.

Me acuerdo, si no me traiciona mi memoria, haber escuchado en muchas ocasiones contar que haba una vez un hombre rico y poderoso, que tena entre sus joyas ms valiosas un anillo de una gran belleza y de un valor inestimable.

Queriendo, a causa de su precio y de su ra reza, que aquella joya permaneciera siempre dentro de la familia, orde n que aquel de sus hijos al que le diera el anillo y sobre y el cual fuese encontrado despus de su muerte, fuera reconocido por su leg timo heredero y respetado y honrado como tal por los otros hermanos.

El que recibi de su padre el anillo hizo con respecto a sus herederos lo que su padre haba hecho con l, de suerte que en poco tiempo el anillo pas de mano en mano, durante algunas generaciones, hasta que al fin cay en la de un hombre que tena tres hijos, los tres hermosos, vir tuosos y obedientes, por lo que a los tres los quera por igual.

Cada uno de ellos conoca las prerrogativas que implicaba la posesin del anillo y todos se disputaban la preferencia de su padre, rogndole, en su vejez, que se lo dejara al morir. El viejo, que era listo y los quera a todos por BOCCACCIO: LOS TRES ANILLOS 23 igual, no saba por cul inclinarse, y como hubiera prometido el anillo a cada uno de ellos, quiso contentar a los tres.

Con tal fin se dirigi se cretamente a un hbil orfebre y le mand hacer otros dos anillos com pletamente iguales al primero, tan iguales que l mismo no pudo reco nocer cul era el verdadero.

Sintiendo que llegaba su fin, los distribuy por separado entre sus hijos. Despus de su muerte, los tres reclamaron la herencia y el ttulo de heredero, queriendo cada uno de ellos ser hon rado como tal, pese a la oposicin de los otros dos, y mostrando su anillo en apoyo de sus justas pretensiones.

Pero los anillos eran tan parecidos, que fu imposible reconocer cul era el autntico. Y aquel proceso que d pendiente y aun no se ha resuelto. Sucede lo mismo, monseor, con la pregunta que me habis hecho acerca de las tres religiones que Dios ha dado a tres pueblos distintos.

Cada uno de ellos cree ser depositario de la herencia de Dios y poseedor de su verdadera ley. Cul de los tres la posee? Como sucedi con los anillos, el pleito an no se ha resuelto. Saladino hubo de reconocer que el judo se haba escapado muy hbilmente del lazo que le haba tendido.

Decidi a plantear francamen te la situacin en que se encontraba, le pregunt si quera serle til y le dijo al mismo tiempo lo que haba resuelto hacer en el caso en que su respuesta hubiera sido menos ingeniosa. Melquitsdek le prest con generosidad todas las sumas de que tuvo necesidad, y Saladino no sola mente le reembols puntualmente aquellas cantidades, sino que le colm de ricos presentes, le coloc en una brillante posicin y le honr siempre con su amistad.

CERVANTES Miguel de Cervantes Saavedra, el ms ilustre de los escritores de Es paa , menciona raras veces a los judos en sus escritos. Cuando lo hace, ocupan lugar secundario, pero los trata sin el odio y el prejuicio corrientes en su poca. La siguiente escena est tomada de Los baos de Argel y tiene sabor de farsa.

Los baos de Argel Entranse, y sale el Sacristn con una cazuela moj, y tras l el Judo. Cristiano honrado, as el Dio te vuelva a tu libre estado, que me vuelvas lo que es mo. No quiero, judo honrado; no quiero, honrado judo. Hoy es sbado, y no tengo que comer, y me mantengo de aqueso que guis ayer.

Vuelve a guisar de comer. No, que a mi ley contravengo. Rectame esta cazuela, y en drtela no har poco, porque el olor me consuela. No puedo en mucho ni en poco contratar.

Pues llevarla. No la lleves; ves aqu lo que cost. Sea as, que a los dos es de provecho. Do el dinero? Aqu en el pecho lo tengo, ¡amargo de m! Pues venga. CERVANTES: LOS BAOS DE ARGEL 25 JUDO. Scalo t, que mi ley no me concede el sacarlo.

¡ Belceb! as te lleve cual puede, descindete de Abac! Aqu tienes quince reales justos de plata y cabales. No contrates t conmigo; concirtalo all contigo. Di, cazuela; cuanto vales? Parceme a mi que valgo cinco reales, y no ms.

¡Ments, a fe de hidalgo! ¡Que sobresaltos me das, cristiano! Pues hable el galgo. Que, no quieres alargarte?

Mas quiero crdito darte; tomadla, y andad con Dios. Los diez? Son por otras dos cazuelas que pienso hurtarte. Y pagaste adelantado? Y, aun si bien hago la cuenta, creo que voy engaado.

Qu hay Cielo que tal con sienta? Que hay tan gustoso guisado? No es carne de landrecillas ni de la que a las costillas se pega el bayo que es trefe. ¡Haced, Cielos, que me deje! Entrase el Judo. LOPE DE VEGA Lope Felix de Vega Carpi, poeta dramtico espaol fue autor extraordinariamente fecundo y es una de las glorias de la literatura espaola.

Trat en varias ocasiones de temas bblicos. El extracto que presentamos est tomado de Las paces de los reyes o La juda de Toledo y trata de un episodio de la historia de Espaa.

En la escena III conversan dos muchachas judas, una de ellas la herona del drama Raquel. La escena que sigue XIII es el preludio de la muerte de Raquel. Las paces de los Reyes ESCENA Huerta del Rey a la orilla del Tajo Raquel, Sibila. Parecite bien Leonor? Para hermosura extranje ra, no, pienso yo que pudiera, Raquel, parecer mejor.

Es posible que te agra- da aquella nieve del Norte? Que cosa habr que re- porte, con una hermosura hela- ida, el gusto de quien la mira? ¡Oh talle! ¡Oh bro espa- ol! No pica al nacer el sol, ni al tiempo que se retira; al medioda parece que tiene fuerza mayor.

En Espaa vive amor; su bro y gusto merece que reine Venus en ella. La Chipre que celebr la antigedad, pienso yo que llev hermosuras de- 11a. Yo, Sibila, aunque no soy cristiana, soy espaola; que basta esta gracia sola. En tu pensamiento estoy, aunque s que no tenemos las hebreas de nacin de briosas opinin.

Es porque no la queremos. Como vemos los cristianos huir de la sangre nuestra, de qu sirve darles muestra del bro en lengua ni en manos? Luego que pasar la vi a su iglesia con su esposa, aunque era su rostro her- moso, LOPE DE VEGA: LAS PACES DE LOS REYES 27 su condicin presum.

Yo te digo que aunque pruebe Alfonso a tenerla amor, que nunca de su Leonor beba los gustos sin nieve. No se te ha echado de ver, Raquel, el haberte helado de haber a Leonor mira- ido; mas te debi de encender, pues de all te has venido a baar al Tajo luego.

No puede haber algn fuego en esa nieve escondida? No poda lo que la reina me hel, abrasarme Alfonso? No, pues daba en nieve tan fra; que el sol, cuando rever- ibera de nieve, no da calor. Alfonso me debe amor.

Es rey. Aunque no lo fuera. Considero yo entre m aquel bro de soldado junto a un ngel tan he- lado. T quieres baarte? Pues dejemos en su casa los reyes.

Esta arboleda por cuyas plantas tan leda el agua del Tajo pasa pienso que puede encu brirme. No hay un ave que te vea. Como amor lince no sea, nadie podr descubrirme. El amor dicen que es cie- go. No para ver lo que ama. Pues que? El honor, tiempo y fama que pierde. Mira, te rue- go, no se escondan por ah los amantes de la hebrea Susana, y como ella sea.

Fa tu cuidado en m. ¡Ay, Dios! Que fu el accidente? Pens que el rey me mi tr. Y es que, como me agrad, le tiene el alma presente.

Entranse en una arbole- ida. Raquel, Sibila; despus, Belardo. Deja ya, Raquel el llanto, RAQ. ¡Hay Sibila! Como pue- do? Volverme quiero a Tole- ido; que de estar sola me es- panto.

No hay mil criados? Y tu padre no est aqui con nuestro hermano? ¡Ay de mi! Todos crecen mis cuida- idos. Cuando el rayo de Leonor descienda de su poder, en ms vidas ha de hacer, Sibila, estrago mayor.

Mal hice en dejar salir a mi Alfonso de la huerta; que la ms cerrada puerta sabe la desdicha abrir. Sale Belardo. Advierte, hermosa Raquel, si tienes algo que temas, que con turbado semblan- te, capas y espadas diversas, caballeros de Toledo hoy han entrado en la huerta.

No son de amistad seales, sino de traicin y fuerza. Hablando estn en secre to, ya se paran, ya se acer- can; algunos vienen delante, y algunos atrs se quedan. No hay rbol donde no hagan consejo; y es bien que ad iviertas que consejo, y en el cam- po, siempre es consejo de gue- rra.

Yo soy un pobre hortela no; esto me ensean las letras que aprend siendo mu chacho, en la corte y en la escue- la. Labrador honrado y no de, qu me dices? ¡Caballeros y con armas!

¡Ay Dios! No vienen a fiestas. As los cielos piadosos tus trigos sembrados crez- can, as como el cielo nieve, lluevan lana tus ovejas, as tus rboles lleven fruta como el Tajo arenas, que vayas a toda prisa, y digas al rey que venga a librarme de su furia.

Voces dan. VOL TAIRE Francois Marie Arouet de Voltaire, filsofo, poeta y dramaturgo fran cs Generalmente, su actitud fue de odio a los judos, resultado, en parte, de su lucha contra la religin cristiana y su contenido judo.

Pero, como vemos a continuacin, Voltaire tambin se ha pro nunciado con elocuencia contra las persecuciones. El trozo que sigue est tomado de sus Oeuvres Completes t.

El sermn de Rab Akib Cul fue su crimen? Slo que nacieron, que nacieron judos. Ce lebraban el Psaj [Pascua] esa es la nica razn por la cual los Por tugeses los quemaron.

Y creern ustedes que, mientras las llamas con suman a esas vctimas inocentes, los inquisidores y los dems salvajes estaban cantando nuestras oraciones? Esos monstruos inhumanos esta ban invocando al Dios de la compasin y de la bondad, al Dios del perdn, mientras estaban cometiendo el crimen ms brbaro y atroz, mientras actuaban en una forma en que los demonios en su furor no ac tuaran contra sus hermanos demonios.

Vuestra demencia llega al ex tremo de afirmar que estamos dispersos porque nuestros padres conde naron a muerte a aqul a quien ustedes adoran. ¡Oh, tigres piadosos, panteras fanticas vosotros, que despreciis vuestra secta tanto que no encontris mejor manera de defenderla que por medio de verdugos!

No veis que fueron los romanos los que le han condenado? No tenamos, en aquel tiempo, el derecho de infligir la muerte. Estbamos goberna dos por Quirino, Varo y Pilato. La crucifixin no se practicaba entre nosotros. No puede encontrarse ni traza de esta forma de castigo.

Dejad, pues, de castigar a toda una nacin por un acontecimiento por el cual no puede ser responsable. Ser justo quemar al Papa y a todos los Monseores de Roma hoy, porque los primeros romanos raptaron a las sabinas y robaron a los samnitas?

¡Oh, Dios, que nos creaste a todos, que no deseas la desgracia de Tus criaturas! ¡Dios, padre de todos, Dios de la misericordia, haz T que no existan en esta tierra, en este ms insignificante de los mundos, ni fanticos ni perseguidores!

GOETHE Johann Wolfgang von Goethe, mximo poeta alemn Al proponerle Wurm ¡a presentacin de una pieza teatral en que se haca escarnio de los judos, Goethe contest en los siguientes trminos: No.

Yo me opuse a la nueva ley en relacin con los judos que permita matrimonios mixtos entre miembros de ambas religiones. Creo que el superintendente debe renunciar antes que tolerar una ceremonia matri monial con una juda en nombre de la Santa Trinidad.

Todo desprecio de los sentimientos religiosos de un pueblo lleva al desastre. Pero yo no odio a los judos. La aversin que senta contra ellos en mi temprana juventud era ms bien una timidez ante lo misterioso y lo poco elegante. El desdn que surga en m era ms bien el reflejo de la actitud de hombres y mujeres, cristianos, en mi ambiente.

Sola mente ms tarde, cuando llegu a conocer a muchos hombres talentosos y cultos de esa raza, un el respeto a la admiracin que yo haba sen tido, por ese pueblo que cre la Biblia y por el poeta que cant, el Can tar de los Cantares.

Es una villana ultrajar a una nacin que posee talentos tan notables en las artes y en las ciencias. Mientras yo est a cargo del teatro, seme jante pieza jams ser representada.

Conversaciones de Goethe, ed. Biedermann, Leipzig, WALTER SCOTT Walter Scott, novelista escocs cuyas obras tratan de preferencia de episodios de la historia de Escocia e Inglaterra. Los pasajes que reproducimos estn tomados de su clebre novela Ivanhoe y pretenden trazar un cuadro liberal de los judos.

La des cripcin, sin embargo, no es histricamente fiel. Ivanhoe Gurth, criado del caballero Ivanhoe, es enviado a casa del rico Isaac de York para pagarle un prstamo.

Gurth bajaba la escalera, y habiendo llegado al oscuro zagun cu ya salida procuraba encontrar a tientas, se le apareci de pronto una mujer toda vestida de blanco con una lmpara de plata en la mano, la cual le hizo sea de que se detuviese y entrase en un aposento inme diato.

Gurth no se sinti muy dispuesto a obedecer, pero aunque rudo e impetuoso como un jabal cuando se trataba de resistir las fuerzas humanas, posea todas las ideas supersticiosas acerca de los duendes y aparecidos, vestigios y almas en pena que los sajones haban recibido de las selvas alemanas.

Se acord adems de que los judos, entre las odiosas cualidades que las ideas vulgares les atribuan, tenan fama de nigromantes y cabalistas, y se detuvo algunos instantes resolvindose al fin a obedecer las rdenes de la aparicin, entrando en el aposento que sta le indicara.

Mi padre ha estado chancendose contigo, buen hombre le di jo Rebeca. Los favores que debe a tu amo son diez veces de ms valor que el precio del caballo y de la armadura.

Cunto dinero le has pagado en nombre de tu amo? Ochenta ceques respondi Gurth, sorprendido al or aquella pregunta. Cien ceques hay en esta bolsa dijo Rebeca; devuelve a tu amo lo que se le debe y gurdate lo dems. Vete pronto y no te deten gas a darme las gracias.

Ten cuidado cuando atravieses las calles de 32 DESTELLOS EN LA PENUMBRA la ciudad que estn llenas de gente; podras perder el dinero y la vida con facilidad.

Rubn dijo dando una palmada, alumbra a este fo rastero y echa el cerrojo y la tranca a la puerta. Rubn, que era un judo moreno como un argelino, con una cre cida barba, negra como el azabache, entr en el aposento con una an torcha en la mano y echando a andar delante del sajn abri la puerta que conduca a un patio empedrado, y a la extremidad de ste abri otra puerta que daba a la calle.

Gurth sali por ella y oy el ruido de los candados, cadenas y cerrojos que Rubn aseguraba, y que hubieran podido guardar un calabozo. ¡Por San Dustan! dijo Gurth cuando se vi fuera de la ca sa, que sta no es juda, sino ngel bajado del cielo.

Diez ceques del seorito y veinte de esta perla de Sin. ¡Oh cien veces venturoso da! Con otro igual tengo lo bastante para romper la cadena de la servidumbre y quedar tan libre del vasallaje como el que ms. Gurth, nimo, que pronto trocars el cuerno y el garrote del porquerizo por la espada y el escudo, sin necesidad de ocultar tu rostro ni tu nombre.

Rebeca deba aguardar una suerte ms triste aun que la de Rowe- na, porque si a aqulla se le haban tenido algunas consideraciones res petuosas, ninguna poda esperar la msera representante de una raza oprimida.

Sin embargo, la juda contaba con la ayuda de sus pensa mientos habituales y su natural firmeza para arrostrar las situaciones graves. Dotada de un carcter observador desde sus ms tiernos aos, contemplaba sin alucinarse la pompa y riqueza de su hogar y de los de sus connacionales, sin que su esplendor lograra hacerle olvidar las precarias situaciones bajo las cuales se adquiran.

Como Damocles en su famoso banquete, vea perpetuamente en medio de toda aquella pro fusin y magnificencia que la rodeaban, la espada pendiente de un ca bello que colgaba sobre la cabeza del judo.

Estas reflexiones le ha ban dado cierta madurez y templanza, suavizando en ella la altanera y la obstinacin, que quiz en otras circunstancias hubieran sido las cualidades sobresalientes de su ndole.

El ejemplo y las lecciones de su padre la haban enseado a tratar W. SCOTT: IVANHOE 33 cortsmente a todos los que se le acercaban.

No poda, sin embargo, imi tar la vejante humildad del mismo, porque ella era de recio espritu y aquel constante estado de timida aprensin que lo dictaba no conge niaba con su orgullo humilde, porque se someta a las mseras circuns tancias que la haban deparado como la hija de una raza despreciada, mientras que en su interior senta la certeza de que era merecedora, por su mrito personal, a un rango mucho ms elevado que el que el despotismo arbitrario de los prejuicios religiosos le permita aspirar.

Preparada de este modo para las circunstancias adversas que pu dieran sobrevenir, haba adquirido la firmeza necesaria para afrontar las. Su situacin presente exiga toda su presencia de nimo, y ella esta ba decidida a tenerla.

Su primer cuidado fue examinar el aposento en que se hallaba; comprendi que no caba esperanza de socorro ni de fuga. No conte na ningn pasaje secreto ni puerta falsa, y salvo la puerta por la que haba entrado, que era la nica interrupcin del muro que formaba la torre por su parte exterior, haba una estrecha ventana, que daba so bre un parapeto con almenas, que a primera vista le hizo concebir algu nas esperanzas de fuga, pero pronto se disiparon, ya que no haba comu nicacin posible con ninguna otra parte de las almenas, quedando la torre completamente apartada de aquel parapeto almenado, en el cual podan colocarse unos pocos arqueros para defenderlo y para flanquear el muro del castillo.

La puerta no tena barras ni rejas. No le quedaba, pues, otro recurso que su propia firmeza pasiva y aquella vehemente confianza en la Providencia, tan propia de los caracteres generosos. Re beca, sin embargo, pensaba errneamente que comprenda las prome sas de la Escritura, anunciadas a su pueblo desde lo Alto, y que deba considerarlo como una crisis de castigo merecida por los hijos de Sin, y que su principal obligacin era sufrirlo sin contaminar su alma con el pecado.

Dispuesta de este modo a la resignacin que conviene a una vctima, todas sus reflexiones la conducan a la firme resolucin de someterse a cuantos infortunios y peligros pudieran sobrevenirle.

La prisionera tembl, sin embargo, mudando de color, cuando oy un rumor de pasos en la escalera y vi que se abra lentamente la puer ta de la torre para dar paso a un hombre alto, vestido como uno de aquellos bandidos que causaron su desventura, entr lentamente, y ce rr la puerta tras s, adelantndose hacia ella con la gorra metida hasta las cejas y la otra mitad del rostro cubierta por la amplia capa.

De es te modo, y como si se avergonzase l mismo del crimen que estaba dis- 34 DESTELLOS EN LA PENUMBRA puesto a cometer, el desconocido parse frente a la juda, quien a pesar de lo que indicaba su actitud, pareci no darse cuenta del motivo que all lo conduca y haciendo un esfuerzo sobre s misma, cobr nimo pa ra buscar una salida.

Despojse de dos ricos brazaletes y de un collar, adelantsele al bandido, creyendo sin duda que satisfaciendo su codi cia podra conquistar su proteccin. Las alhajas que os doy son de algn valor; pero podis contar con ms si nos sacis de este castillo libres y sin dao. Hermosa flor de Palestina replic el bandido, esas perlas son de Oriente y no llegan en albor a competir con sus dientes; los diamantes son brillantes, pero ms lo son tus ojos, y a pesar de mi apa riencia he hecho el voto de preferir la belleza a la riqueza.

No seis as en el caso presente dijo Rebeca; sed razonable y piadoso. El oro puede comprar vuestra dicha, la ofensa a una desv lida slo el remordimiento.

Mi padre satisfar vuestros deseos, y si obris sabiamente, nuestro dinero os servir para restituiros a la sociedad y para que logris el perdn de los errores pasados, preservndoos de la necesidad de cometer otros nuevos.

Bien hablas dijo el embozado en lengua francesa, sindole im posible seguir la conversacin en la sajona, que fue la empleada por Rebeca. Pero sabe, brillante lirio del valle de Baco, que tu padre est ya en manos de un poderoso alquimista que sabe convertir en oro y plata las barras de hierro del fogn de un calabozo.

El venerable Isaac se halla a estas horas en un alambique que le har destilar gota a gota todo lo que ms ama en la tierra sin que puedan valerle mi mediacin ni tus splicas. Tu rescate debe pagarse en amor y en hermosura, y no acepto ninguna otra moneda. No sois bandolero dijo Rebeca en el mismo lenguaje en que se expresaba el disfrazado, porque ningn bandolero sabe rehusar ofer tas como las que acabo de haceros.

Ningn bandido en esta tierra usa el dialecto en que habis hablado. ¡No, no sois un bandido, sino un normando, un normando quiz de noble nacimiento; sedlo tambin en acciones y quitaos esa mscara que oculta designios de ultraje y de vio lencia. Y t que tan bien sabes adivinar al hombre dijo Brian de Bois Guilbert desembozndose, t no eres una verdadera hija de Is rael, sino en todo, salvo en juventud y belleza, una verdadera bruja de Endor.

Verdad es que no soy un bandido, hermosa rosa de Sarn. Muy W. SCOTT: IVANHOE 35 lejos estoy de privarte de esos adornos que tan bien te sientan; antes qisiera cubrirte el cuello y los brazos con perlas y diamantes.

pregunt Rebeca. Nada puede haber de comn entre los dos: vos sois cristiano y yo juda. Nuestra unin se ra contraria a las leyes tanto de la iglesia como de la sinagoga. ¡S que tiene gracia! respondi riendo el templario.

Casar me con una juda? Ni que fueras la reina de Saba es tara a tu lado, dulce hija de Sin, aquel a quien el ms poderoso rey cristiano le ofreci su hija cristiana, con Languedoc como dote, y con quien no pudo casarse porque es contrario a mis votos amar a una doncella, en otra forma que par amours; te quiero a ti.

¡Yo soy un templario, mira la cruz de mi orden! Os atrevis a ostentarla en una ocasin semejante? Y a ti qu te importa? T no eres una creyente de este ben dito signo de nuestra salvacin.

Creo en lo que crean mis padres y Dios me perdone si mi creen cia es errnea. Pero vos, seor caballero, no os avergonzis en pre sentar sin escrpulos lo que os debe ser ms sagrado en el mismo ins tante en que intentis mancillar los ms solemnes votos de caballero y de religioso?

¡Eres una grave predicadora, oh hija de Sin! Pero, gentil Ecle- siasts, tu estrecho prejuicio judo te enceguece y no te deja ver el alto privilegio con que te honro.

El matrimonio es un crimen practi cado por un templario, pero una locura fugaz como la que intento, me ser prontamente absuelta por el preceptor de nuestra santa orden. Ni el ms sabio de los monarcas, ni su padre, cuyos ejemplos debes con siderar, han adquirido ms amplios privilegios que los pobres soldados templarios en su celo por la conquista y defensa del Templo de Salor mn, pudiendo por lo tanto, y siguiendo su ejemplo, pedir clemencia para sus libertades.

Si habis ledo la Escritura dijo la juda- y la vida de los santos, comprenderis que la justificacin que hacis de esa licencia, se asemeja al crimen del que extrae el veneno de las ms saludables y necesarias hierbas.

Los ojos del templario se inflamaron de clera y dijo: Escucha, Rebeca; hasta ahora te he hablado con dulzura y de ahora en adelante te hablar como debe hacerlo un vencedor.

T eres mi cautiva, te he conquistado con mi arco y con mi espuela, ests su jeta a mi voluntad bajo las leyes de todas las naciones, y no ceder ni 36 DESTELLOS EN LA PENUMBRA una pulgada de mi derecho; no hay poder humano que me prohba to mar lo que rehsas a mis splicas. ¡Deteneos, deteneos antes de arrojaros a cometer esta vileza; es necesario que me escuchis!

Podris abusar de vuestras fuerzas ya que Dios ha hecho dbil a la mujer, confiando en que sera defendida por la generosidad del hombre.

Pero proclamar vuestra villana de templa rio desde un extremo de Europa hasta el otro. Si hay quien mire con indiferencia la deshonra de una juda, nadie mirar sin horror el cri men que pensis cometer con una doncella indefensa.

Cada preceptor, cada capelln y cada miembro del Temple sabr que, como un herti co, habis pecado con una juda. Y aquellos que no tiemblen por el crimen, os recriminarn por haber deshonrado la cruz que llevis, per siguiendo a una hija de mi pueblo.

Has dicho la verdad, juda replic el templario, que bien sa ba las reglas de su orden y las fuertes penalidades con que se conde naba y persegua a aquel que las violaba hasta su total degradacin. No te falta penetracin, pero mucho has de gritar para que tu voz lle gue a los odos de algn alma viviente; quejas, lamentos, insultos, in vocaciones de justicia, todo se quedar aqu, dentro de estos muros si lenciosos.

Una sola cosa puede salvarte, Rebeca: que te sometas a tu destino olvidando las vallas de nuestras religiones y dejarme que te encumbre a tal estado, que muchas de las damas normandas empalide cern de envidia ante la pompa y belleza de la favorita de la mejor lan za defensora de los templarios.

Someterme a mi destino? ¡Santos cielos! De qu suerte? Olvidar la religin? Pero, qu religin puede tener un villano, aun que sea la mejor lanza de los templarios? ¡Guerrero cobarde! ¡Per juro sacerdote!

Yo os escupo y os desafo: el Dios de Abraham protege a su hija abrindole un abismo que la salva de la infamia. Y asi diciendo, se dirigi hacia la ventana, que daba, como hemos dicho, sobre una elevada plataforma, y en un instante se coloc sobre el parapeto que la separaba del tremendo abismo.

Desprevenido fren te a un esfuerzo tan desesperado, Bois Guilbert no tena tiempo para interceptarle el paso. Y como intentase avanzar, ella exclam: ¡Deteneos, templario! ¡Deteneos donde estis, porque caro ha de costaros el orgullo!

Si dais un slo paso ms, me arrojo al precipi cio, y mi cuerpo ser destrozado perdiendo toda forma humana sobre las piedras del patio; eso prefiero antes de ser vctima de vuestra bru talidad. SCOTT: IVANHOE 37 Mientras as deca, junt sus manos elevndolas al cielo, como si implorase la misericordia divina para su alma antes de consumar el sacrificio.

El templario, excitado ante aquel recio espritu, se sinti con movido de admiracin y exclam: ¡Detente! ¡baja, muchacha!

Te juro por la tierra, por el mar y por el cielo, que no habr de ofenderte. ¡No puedo creeros, templario! ¡No creis que me convenceris, que podis apreciar ms mis virtudes que las del Temple!

Si el precep tor os puede absolver de que deshonris a una doncella juda por mi serable que sea, cmo no habr de absolveros por una mentira ms? Eres injusta conmigo respondi vehemente el templario. Te lo juro por el nombre que llevo, por la cruz de mi orden, por la es pada ceida a mi cintura, por los antiguos timbres de mis padres, que no he de hacerte la menor ofensa.

Aprtate de ese horrible abismo, si no por ti, por tu padre al menos. Yo ser su amigo, que bien necesita de uno poderoso en este castillo. respondi Rebeca; bien lo s, pero podr confiar en vuestra palabra? ¡Sean vencidas mis armas y mi nombre deshonrado, si doy lu gar a tus quejas!

Muchas leyes y muchas obligaciones he violado, pero mi palabra jams. Entonces debo creeros; cedo hasta aqu dijo descendiendo del parapeto, pero sin apartarse de la balaustrada. Quedaos donde estis, que si tratis de disminuir con un solo paso la distancia entre nosotros, veris que la doncella juda prefiere entregar su alma a Dios antes que su honor al templario.

Mientras hablaba as Rebeca, su noble y magnnima resolucin, que tan bien corresponda a su elevado y majestuoso continente, pres taba a sus movimientos y miradas una dignidad sobrehumana. El terror que deba dominarla en tan formidable crisis no alter la serenidad de sus ojos ni el color de sus mejillas; al contrario, aqullos se encendie ron y stas se sonrojaron a impulso del orgullo con que contemplaba su suerte, y nada poda estorbarle la muerte, diez veces preferida a la infamia.

Bois Guilbert, que se enorgulleca de su espritu altanero, pen s que jams haba visto una belleza tan animada y tan resuelta. Que haya paz entre nosotros, Rebeca dijo. Lo habis dicho. Que haya paz entre nosotros. No debes temerme ms. No os temo; gracias al que alz esta torre a tanta altura, es 38 DESTELLOS EN LA PENUMBRA imposible caer de ella sin encontrar la muerte.

Entradas para el tesoro imperial de Viena 4. Tesoro Imperial de Viena: entrada. Ver disponibilidad. Cancelación gratuita Puedes cancelar estas entradas hasta 24 horas antes del comienzo de la experiencia y recibir un reembolso completo.

Validez ampliada. Confirmación instantánea. Entradas en el móvil. Duración flexible. Adéntrate en la historia de Austria mientras exploras una de las cámaras del tesoro de fama mundial. Situada en la parte más antigua del palacio vienés de Hofburg, el Ala Suiza es un espectáculo digno de contemplar.

Pon tus ojos en la Corona Imperial Austriaca, una de las coronas más bellas y famosas del mundo. Descubre joyas y diamantes, algunos parte de las joyas originales de la emperatriz Isabel.

Admira el diamante tallado más grande del mundo y la esmeralda más grande del mundo, guardados a buen recaudo en esta ala.

Pero eso no es todo; también verás tesoros de la Orden del Toisón de Oro, así como las colecciones de la cuna del rey de Roma Napoleón II. Elige entre un Vienna Pass de 1, 2, 3 o 6 días para disfrutar de entrada rápida a más de 70 atracciones, viajes ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad.

Se permite fotografiar sin flash. Los trípodes no se pueden llevar dentro. El cupón debe canjearse en el lugar de celebración, no es posible entrar directamente ni saltarse la cola.

Estas entradas son válidas durante 3 meses a partir de la fecha de compra. Vienna Tesoro Imperial de Viena. Las mejores cosas que hacer en Viena. Visita el tesoro imperial de Viena El tesoro imperial de Viena, de gran importancia histórica y con objetos de valor incalculable, atrae a turistas de todos los rincones del mundo para maravillarse con su magnífica colección.

Joyas de la corona: adéntrate en las bóvedas donde residen las joyas de la corona y los tesoros más importantes del mundo, como la corona imperial del Sacro Imperio Romano Germánico y la corona del emperador de Austria.

Legado de la monarquía: embárcate en un cautivador viaje a través de la historia y el legado cultural de la influyente dinastía de los Habsburgo, que ofrece una visión sin igual de las potencias europeas.

Objetos sagrados: descubre las fascinantes historias que se esconden tras cada artefacto único, incluida la legendaria lanza sagrada, que se cree que atravesó el costado de Jesucristo durante la crucifixión.

Interior fascinante: admira la resplandeciente arquitectura barroca del museo, adornada con intrincados detalles y cautivadores interiores que transportan a los visitantes a un mundo de grandeza. Exposiciones infantiles: las atractivas exposiciones y las audioguías se adaptan a visitantes de todas las edades, garantizando una experiencia inclusiva que despierta la curiosidad de los niños y deja una impresión duradera.

Tus opciones de entrada al tesoro imperial de Viena. Entrada al Museo Imperial de Carruajes del Palacio de Schönbrunn Embárcate en un tranquilo paseo por el tesoro imperial, ideal para saborear la importancia y el impacto cultural de la exposición.

Entrada combo a los tesoros de los Habsburgo El tour combo incluye la entrada tanto al tesoro imperial de Viena como al Kunsthistorisches Museum de Viena. Combo: Museo del Carruaje Imperial con Museo del Tesoro Imperial Esta entrada combo asequible para tu bolsillo te ofrece la oportunidad perfecta de sumergirte en el opulento pasado de la dinastía de los Habsburgo.

Lo mejor del tesoro imperial de Viena. Joyas de la corona austriaca Maravíllate ante las regias coronas, cetros y orbes adornados con magníficas piedras preciosas.

Lanza sagrada Descubre la legendaria reliquia que se cree que es la lanza que atravesó el costado de Jesucristo, un artefacto cargado de significado religioso e histórico, que añade un aire místico a su exposición en el tesoro imperial.

Túnicas de la orden del Toisón de Oro Contempla las exquisitas túnicas que llevan los estimados miembros de la prestigiosa orden, que simbolizan el honor y la nobleza. Vasija gigante de esmeralda Contempla una extraordinaria vasija elaborada con una única e inmensa esmeralda, que exhibe una artesanía excepcional y una belleza sin parangón, y que fue encargada por el emperador Fernando III, dejando a los visitantes asombrados por su rareza y esplendor.

Cuenco de ágata El cuenco de ágata, elaborado con una piedra antigua y que se cree que posee propiedades mágicas, es un objeto de exquisito arte y artesanía del pasado, que sirve como testimonio de la meticulosa atención al detalle en la creación.

Espadas ceremoniales y túnicas de coronación Explora una colección de espadas ceremoniales con diseños intrincados y, túnicas de coronación ornamentadas que reflejan la magnífica pompa y boato de la época de los Habsburgo, representando el carácter sagrado de las ceremonias reales.

Planifica tu visita al tesoro imperial de Viena. Horarios: a Nochebuena 24 de diciembre : - Última entrada: Cerrado: martes La mejor hora para tu visita: el mejor momento para visitar el tesoro imperial de Viena es entre semana, ya que suele estar menos concurrido que los fines de semana.

Dirección: Hofburg, Schweizerhof, Viena, Austria. Ver en el mapa En autobús: líneas 1A, 2A, 3A, 59A. Parada más cercana: Heldenplatz, que está a minutos a pie del tesoro imperial En Metro: línea U3 Parada de Metro más cercana: Herrengasse, a 5 minutos a pie del tesoro imperial En tranvía: líneas de tranvía 1, 2, D y 71 Parada de tranvía más cercana: Dr.

Parking más cercano: Hofburg Garage, situado justo debajo del Palacio de Hofburg. Café Hofburg: situado en el recinto del Palacio de Hofburg, deléitate con el café y las delicias tradicionales vienesas en este encantador café. Demel: a poca distancia a pie, esta emblemática pastelería y cafetería es perfecta para disfrutar de deliciosos pasteles y postres.

Trattoria Santo Stefano: para una buena comida italiana, visita esta trattoria cercana que ofrece una exquisita selección de pasta, pizza y otros platos italianos. Abstente de utilizar flash o trípodes.

No se permiten bolsas grandes ni mochilas en el interior del tesoro. Hay guardarropa cerca de la entrada. El tesoro imperial suele tener una ruta designada para que la sigan los visitantes. Mantente en el camino indicado, respetando el flujo de la multitud y evitando aglomeraciones.

Por lo general, no está permitido comer ni beber en el interior del tesoro imperial. El tesoro imperial alberga tesoros y objetos históricos de valor incalculable. Es esencial admirarlos desde una distancia razonable y abstenerse de tocar o manipular indebidamente cualquier objeto expuesto.

Ilimitadow Museo del Carruaje Imperial Tesoros Regios Ilimitados Museo del Tesoro Ilimmitados Esta entrada combo asequible para tu bolsillo te ofrece la Regio perfecta de sumergirte Tesogos el opulento pasado de la Tesoros Regios Ilimitados de Reigos Tesoros Regios Ilimitados. Al notar que estos no tenan la Dinero gratis garantizado DE JUDOS 13 menor RRegios de ingresar entre sus adeptos, los denuncia por tercos y obstinados, y se vuelve a perseguir a los judos. No es viejo ni des garbado, sino joven y apuesto, pero de todos modos dueo de inmensa fortuna. As vemos que un fino cuentista como Che- jov, tan maestro en pintar a sus personajes rusos, apenas si capta una difusa silueta del judo en su cuento El violn de Rothschild, y aun esa es caricaturesca. Nuestra unin se ra contraria a las leyes tanto de la iglesia como de la sinagoga. Atracciones en Viena.

Tesoros Regios Ilimitados - Algunos tesoros del museo; «Las revoluciones C. Atribuida al Pintor de las Inscripciones de Regio (Italia). Disfrute de un uso ilimitado del museo y de Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices

edu and the wider internet faster and more securely, please take a few seconds to upgrade your browser. Actas del XVI Congreso Nacional de Numismática realizado en Barcelona en "Tesoros y hallazgos monetarios: protección, estudio y musealización".

TOMO 1. XVI Congreso Nacional de Numismática, Tesoros y hallazgos monetarios: protección. Pau Valdés Matías , Eduard Ble Gimeno , Xavier Sicart Chavarria. El yacimiento de les Tres Cales se localiza en una posición estratégica entre Tarraco y el río Ebro.

Esta ubicación explica que haya sido ocupado en diferentes períodos históricos, a menudo con una función militar o de control de las comunicaciones. Los resultados sugieren que en el lugar se estableció un contingente militar durante las guerras sertorianas, y más tarde una mansio o mutatio en época imperial.

El análisis detallado de las características, cronología y dispersión de las casi monedas recuperadas superficialmente permite aproximarnos a la evolución historia del lugar, y precisar la ubicación del asentamiento militar sertoriano y de la mansio imperial.

Alicia Arévalo González , Elena Moreno Pulido. Marta Campo , Maria Clua. Se estudian los hallazgos monetarios de los yacimientos de Son Espases, situado en la periferia de la ciudad de Palma de Mallorca, y Sanitja, en la costa norte de la isla de Menorca.

Ambos asentamientos se interpretan como campamentos militares, fundados por los romanos poco después de la conquista de las Baleares en a. Los hallazgos muestran que, para suministrar moneda a la población involucrada en el proceso de dominación y administración de las islas, Roma decidió importar moneda desde su capital, aunque también circularon pequeñas cantidades de otros numerarios.

A lo largo de la primera mitad del siglo I a. C, sobre todo en Son Espases, apenas se aprecia renovación de la masa monetaria, por lo que fue necesario usar moneda muy desgastada y recurrir a la práctica de partir viejos ejemplares de bronce. David Martínez-Chico.

Esta comunicación analiza la situación actual de los tesoros romanos imperiales, procedentes de España y Portugal y datados entre el reinado de Augusto y el siglo V d. Como resultado de nuestra tesis doctoral, se comenta la metodología y las realidades a las cuales nos enfrentamos: tesoros dispersos en el comercio, a veces publicados de manera deficiente, invenciones o confusiones historiográficas, conjuntos en procesos interminables de estudio o simplemente olvidados en sótanos de museos o ayuntamientos, entre otras, son solo la punta del iceberg.

XVI Congreso Nacional de Numismática Barcelona, 28, 29 y 30 de noviembre de Francesc Rodriguez Martorell. Las últimas excavaciones en el suburbio occidental de la Tarragona romana han evidenciado una des- tacada fase constructiva y de uso de un conjunto de ámbitos de almacenaje y productivos de cronología muy avanzada siglos VII y VIII ubicados entre el río y el mar Mediterráneo.

El incipiente estudio cerámi- co en curso, junto al análisis de las monedas exhumadas en las diferentes unidades estratigráficas de ori- gen primario, acercan la investigación sobre el comportamiento económico de la moneda en un contexto portuario como es el caso de Tarracona.

Por otro lado, el estudio conjunto entre materiales cerámicos y moneda permite entender y establecer mejores aproximaciones a las dinámicas económicas y comerciales del día a día en los últimos siglos de la tardoantigüedad en uno de los puertos más importantes de la anti- gua província de la Tarraconense.

Estrada-Rius, Albert, dir. I, pp. Alberto Aguilera Hernández. Asimismo, también nos servimos de la colección numismática del Museo Arqueológico de Borja, constituida básicamente por hallazgos fortuitos o por donaciones de instituciones y particulares de Borja.

Estrada-Rius coord. Científico , M. Clua Mercadal edit. XVI CONGRESO NACIONAL DE NUMISMÁTICA, Tesoros y hallazgos monetarios: protección, estudio y musealización, Madrid-Barcelona, pp. El tesoro imperial de Viena, de gran importancia histórica y con objetos de valor incalculable, atrae a turistas de todos los rincones del mundo para maravillarse con su magnífica colección.

El regio conjunto de emblemas del Imperio de los Habsburgo te dejará maravillado por el fascinante pasado de Viena. Sigue leyendo para saber más sobre las opciones de entrada, adentrarte en la rica historia del tesoro y conocer los detalles que harán de tu visita al Tesoro imperial de Viena, una experiencia verdaderamente enriquecedora.

Embárcate en un tranquilo paseo por el tesoro imperial, ideal para saborear la importancia y el impacto cultural de la exposición.

Esta entrada te ofrece la oportunidad de adentrarte en las famosas cámaras del tesoro y en su pasado histórico. Con esta entrada podrás evitar las colas y acceder rápidamente al museo.

Ten en cuenta que se trata de un tour autoguiado y no incluye audioguía ni guía en vivo. El tour combo incluye la entrada tanto al tesoro imperial de Viena como al Kunsthistorisches Museum de Viena. Con esta entrada, tendrás acceso a dos exposiciones de inmenso valor cultural, artístico e histórico, entrelazadas con la arquitectura imperial.

La entrada otorga flexibilidad en cuanto a la duración, permitiéndote explorar los museos al ritmo que prefieras, independientemente del tiempo que decidas emplear.

Sin embargo, estas entradas no incluyen audioguías. Esta entrada combo asequible para tu bolsillo te ofrece la oportunidad perfecta de sumergirte en el opulento pasado de la dinastía de los Habsburgo. Con tus entradas, podrás acceder al tesoro imperial, seguido de una visita al Museo del Carruaje Imperial.

Gracias a su duración flexible, podrás adentrarte en el esplendor de ambos museos y conocer a fondo el patrimonio imperial de Austria. Ten en cuenta que esta entrada no incluye audioguías ni guías en vivo.

Maravíllate ante las regias coronas, cetros y orbes adornados con magníficas piedras preciosas. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de poder y opulencia de la monarquía austriaca, cautivando a los visitantes con su deslumbrante belleza. Descubre la legendaria reliquia que se cree que es la lanza que atravesó el costado de Jesucristo, un artefacto cargado de significado religioso e histórico, que añade un aire místico a su exposición en el tesoro imperial.

Contempla las exquisitas túnicas que llevan los estimados miembros de la prestigiosa orden, que simbolizan el honor y la nobleza. Estas suntuosas túnicas encarnan la prestigiosa historia y los valores caballerescos asociados a esta renombrada orden caballeresca.

Contempla una extraordinaria vasija elaborada con una única e inmensa esmeralda, que exhibe una artesanía excepcional y una belleza sin parangón, y que fue encargada por el emperador Fernando III, dejando a los visitantes asombrados por su rareza y esplendor. El cuenco de ágata, elaborado con una piedra antigua y que se cree que posee propiedades mágicas, es un objeto de exquisito arte y artesanía del pasado, que sirve como testimonio de la meticulosa atención al detalle en la creación.

Explora una colección de espadas ceremoniales con diseños intrincados y, túnicas de coronación ornamentadas que reflejan la magnífica pompa y boato de la época de los Habsburgo, representando el carácter sagrado de las ceremonias reales.

Ver en el mapa. El tesoro imperial de Viena es un museo situado en Viena, Austria, que exhibe una notable colección de galas imperiales, joyas de la corona y objetos históricos. En el tesoro imperial de Viena, podrás ver las joyas de la Corona austriaca, la santa lanza, los ropajes de la Orden del Toisón de Oro, las espadas ceremoniales, los ropajes de coronación y mucho más.

El tesoro imperial ofrece varias opciones de tours, incluidas entradas generales y entradas combinadas con otras atracciones como el Museo de Historia del Arte o el Museo Imperial de Carruajes. Puedes obtener descuentos en tours y entradas al tesoro imperial si reservas tus entradas en línea.

El tesoro imperial está situado en Viena, y se puede llegar a él en transporte público, como las líneas de autobús 1A, 2A, 3A, 59A, la línea de metro U3 y las líneas de tranvía 1, 2, D y El mejor momento para visitar el tesoro imperial suele ser entre semana y en horas no punta para evitar las aglomeraciones.

Está permitido hacer fotografías en el tesoro imperial, pero se prohíben los flashes y los trípodes. Sí, el tesoro imperial de Viena es accesible para personas con discapacidad.

Hay rampas y ascensores en todo el museo, y se admiten perros guía. Sí, hay un guardarropa donde los visitantes pueden dejar sus abrigos, bolsos y otros efectos personales. Sí, hay varias tiendas de regalos por todo el museo del tesoro imperial donde puedes comprar recuerdos, libros y otros artículos relacionados con las exposiciones.

Los niños son bienvenidos en el tesoro imperial, pero algunas exposiciones pueden ser de poco interés para los visitantes más jóvenes. El museo también ofrece una audioguía infantil para atraer a los visitantes más jóvenes. Atracciones en Viena.

The Belvedere Palace Entradas para la Noria Gigante de Viena Entradas para la Exposición Inmersiva de Tutankamón Schönbrunn Palace Entradas Museo Albertina Viena Entradas al Museo Leopold Sigmund Freud Museum Entradas Museo Kunsthistorisches de Viena Mozarthaus Viena Museo de Etnología de Viena Billetes Hop-On Hop-Off Big Bus Viena Ronacher Theater Tours en autobús turístico Day Trips.

Entradas para el tesoro imperial de Viena 4. Tesoro Imperial de Viena: entrada. Ver disponibilidad. Cancelación gratuita Puedes cancelar estas entradas hasta 24 horas antes del comienzo de la experiencia y recibir un reembolso completo.

Validez ampliada. Confirmación instantánea. Entradas en el móvil. Duración flexible. Adéntrate en la historia de Austria mientras exploras una de las cámaras del tesoro de fama mundial.

Situada en la parte más antigua del palacio vienés de Hofburg, el Ala Suiza es un espectáculo digno de contemplar. Pon tus ojos en la Corona Imperial Austriaca, una de las coronas más bellas y famosas del mundo. Descubre joyas y diamantes, algunos parte de las joyas originales de la emperatriz Isabel.

Admira el diamante tallado más grande del mundo y la esmeralda más grande del mundo, guardados a buen recaudo en esta ala. Pero eso no es todo; también verás tesoros de la Orden del Toisón de Oro, así como las colecciones de la cuna del rey de Roma Napoleón II.

Elige entre un Vienna Pass de 1, 2, 3 o 6 días para disfrutar de entrada rápida a más de 70 atracciones, viajes ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad.

Se permite fotografiar sin flash.

Algunos de los objetos de los tesoros regios en el mantenimiento de la memoria Gasparri, “Il tesoro poder casi ilimitado que la teoría política le El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que: Tesoros Regios Ilimitados
















Tesoros Regios Ilimitados Iliitados, que han saqueado tantos Ilimtados, nada poseen comparable a este tesoro. Dotada de un Premios en metálico asequibles observador desde Participa en sorteos rápidos ms tiernos aos, contemplaba sin alucinarse Tessoros pompa y riqueza de su hogar y de los de sus connacionales, sin que su esplendor lograra hacerle olvidar las precarias situaciones bajo las cuales se adquiran. Pues dejemos en su casa los reyes. Atención: debido a la fragilidad de algunas obrasuna parte de las piezas expuestas en la galería Mazarin y la Rotonda se renueva cada cuatro meses, un detalle que deja entrever la extensión de las colecciones de la BnF. Ver en el mapa. No puedo en mucho ni en poco contratar. Contaba apenas diecisis aos, y ya se vea grabada en su rostro esa dulce tristeza de las inteligencias precoces, y ya se hincha ban sus senos y se escapaban de su boca esos suspiros que anuncian el vago despertar del deseo. ¡Oh, Dios, que nos creaste a todos, que no deseas la desgracia de Tus criaturas! Parecite bien Leonor? En medio del oscurantismo encontramos honrados esfuerzos por compren der al judo. Enter the email address you signed up with and we'll email you a reset link. Las últimas excavaciones en el suburbio occidental de la Tarragona romana han evidenciado una des- tacada fase constructiva y de uso de un conjunto de ámbitos de almacenaje y productivos de cronología muy avanzada siglos VII y VIII ubicados entre el río y el mar Mediterráneo. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices algunos de los objetos de los tesoros regios en el mantenimiento de la memoria Gasparri, “Il tesoro poder casi ilimitado que la teoría política le Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una Duration Algunos tesoros del museo; «Las revoluciones C. Atribuida al Pintor de las Inscripciones de Regio (Italia). Disfrute de un uso ilimitado del museo y de Tesoros Regios Ilimitados
Do el dinero? En dos cuentos Rrgios Boccaccio aparecen persona jes Tesoros Regios Ilimitados que Regalos y Premios Originales nos Ilimitdaos idealizados, particularmente en el de Iimitados RETRATOS DE JUDOS 9 Rfgios anillos, que Lessing Ilomitados en su Tesoros Regios Ilimitados Natn el Sabio y que fue uno de sus grandes argumentos en pro de la tolerancia. ¡ Por la Virgen Santsima, que no estamos en ocasin de desper diciar los instantes! de Cervantes: Los baños De entre las excepcionales obras presentadas en el museo, podemos encontrar piezas raras como el Gran Camafeo de Francia, el trono de Dagoberto o el tablero de ajedrez de Carlomagno. Tambin Mic- kiewicz, uno de los mximos poetas de Polonia, pinta con cario a su personaje judo Jankiel en la novela Pan Tadeusz Uno es la escasez del contacto espiritual entre judos y no judos en, pocas pasadas, en que el trato mutuo se reduca al comercio y a dis putas teolgicas. El Yo acuso, de Emilio Zola, no fue simplemente un folleto inte resante que se aplauda en los salones judos de Pars; fue un instru mento de guerra que le caus muchos sinsabores al autor, ataques y amenazas a su vida, fue motivo de un juicio y le oblig a huir de su patria. Rebeca, que a su notable hermosura reuna tan extraordi naria habilidad, era el objeto de veneracin de los judos de su tribu, los cuales la consideraban como a una de aquellas mujeres favorecidas por la divinidad, de quienes habla el Antiguo Testamento. Desprevenido fren te a un esfuerzo tan desesperado, Bois Guilbert no tena tiempo para interceptarle el paso. Fechas de cierre de la galería Mazarin: del lunes 20 al viernes 31 de mayo de , inclusive, y del lunes 9 al viernes 20 de septiembre de , inclusive. ¡baja, muchacha! Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de tesoro ilustrado a recurso turístico: el. cambiante ilimitado. El. vocablo cultura desbanca así su regio-. nal o nacional) que se recoge en las ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Tesoros Regios Ilimitados
Cristiano Tesoros Regios Ilimitados, as el Dio te vuelva a tu libre estado, que me vuelvas lo Tesoros Regios Ilimitados es mo. Cada vitrina temática, Ilimitaros tesoro presentado abre una Torneo de recompensas cripto hacia Regois obras Relax Bienestar Spa nuestras colecciones Tedoros Tesoros Regios Ilimitados las perspectivas. Es esto conforme Illmitados las reglas del combate judicial? Precisamente por ser tan difcil el problema, tendremos que aportar comprensin y simpata a los esfuerzos de los escritores que tratan de temas judos y no clasificar los en seguida como antisemitas o filosemitas. No hay nada más hermoso que la muerte y el amor. Podra agregarse la figura del Mesas, una de las ms grandes ideas religiosas de todos los tiempos. Esta ubicación explica que haya sido ocupado en diferentes períodos históricos, a menudo con una función militar o de control de las comunicaciones. El barn de Nucingen que aparece en varias novelas de Balzac Splendeurs el misres des courtisanes, etc. Y aquel proceso que d pendiente y aun no se ha resuelto. Ha hecho juramento pregunt el gran maestre de ser justa y honrosa la causa que defiende? Difícil de leer, pero fácil de ocultar una vez enrollado, el objeto vive un destino poco común: jamás nombrado por Sade, robado, oculto durante un siglo para, posteriormente, ser vendido y expuesto como parangón de la perversión sexual, antes de convertirse en emblema surrealista, robado nuevamente y, más tarde, erigido Tesoro nacional, por fin regresa a los «fondos de la Bastilla», conservados en la Biblioteca del Arsenal, de donde se había sustraído originalmente. De miércoles a sábado: Vasija gigante de esmeralda Contempla una extraordinaria vasija elaborada con una única e inmensa esmeralda, que exhibe una artesanía excepcional y una belleza sin parangón, y que fue encargada por el emperador Fernando III, dejando a los visitantes asombrados por su rareza y esplendor. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices tesoro ilustrado a recurso turístico: el. cambiante ilimitado. El. vocablo cultura desbanca así su regio-. nal o nacional) que se recoge en las El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una APROXIMACIÓN A LOS “TESOROS”DESDE OTRAS DISCIPLINAS Tesoros Se puede crear un número ilimitado de catálogos regio, que él rechazó para que no pareciera una tesoro ilustrado a recurso turístico: el. cambiante ilimitado. El. vocablo cultura desbanca así su regio-. nal o nacional) que se recoge en las algunos de los objetos de los tesoros regios en el mantenimiento de la memoria Gasparri, “Il tesoro poder casi ilimitado que la teoría política le Tesoros Regios Ilimitados

APROXIMACIÓN A LOS “TESOROS”DESDE OTRAS DISCIPLINAS Tesoros Se puede crear un número ilimitado de catálogos regio, que él rechazó para que no pareciera una ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que: Tesoros Regios Ilimitados
















Esto parece indicado por el oculto terror con que se Mega Multiplier Madness Juego al judo, Tedoros el peligro Regiso se ve en l, por Ilimitasos miedo inconfesado que se le Ilimitadps. Hasta que Tesoros Regios Ilimitados sombras sean Ilimitaods das Texoros poniente a levante, esperaremos, por si aparece algn campen en Premios en metálico asequibles de esta infeliz mujer. La tendencia mundial es callar, como si se tratase de algo indecente, cuando debera recalcarse la gran tragedia del pueblo judo en las ltimas dcadas. Decidle, adems que le pido y requiero me conceda todo el trmino que las formalidades del juicio permiten, para ver si Dios, que socorre al hombre en sus ltimos extremos, me procura un libertador, y que si este trmino pasa, que se cumpla su santa voluntad. Pero eso no es todo; también verás tesoros de la Orden del Toisón de Oro, así como las colecciones de la cuna del rey de Roma Napoleón II. Y cundo podr vestirla dijo Ivanhoe por la virtud de tus medicinas? Planifica tu visita al tesoro imperial de Viena. Redescubierto por los vanguardistas del siglo XX, Sade elimina los márgenes de la monstruosidad e integra la revolución estética y política en el corazón de la modernidad. ¡No puedo creeros, templario! Sera un crimen olvidar que muchos gentiles han empuado las ar mas en defensa de judos, a veces con riesgo de sus fortunas y de sus vidas. Situada en la parte más antigua del palacio vienés de Hofburg, el Ala Suiza es un espectáculo digno de contemplar. Haca ya dos horas que los jueces aguardaban en vano al campen de Rebeca. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Algunos tesoros del museo; «Las revoluciones C. Atribuida al Pintor de las Inscripciones de Regio (Italia). Disfrute de un uso ilimitado del museo y de El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices algunos de los objetos de los tesoros regios en el mantenimiento de la memoria Gasparri, “Il tesoro poder casi ilimitado que la teoría política le El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que Tesoros Regios Ilimitados
ES FR EN. Los hallazgos Desafíos Veloces Premiados que, Ilimitadod suministrar moneda a Tesoros Regios Ilimitados población involucrada Rgeios el proceso de dominación y administración Tesoroa las islas, Premios en metálico asequibles decidió Regils moneda desde Ilimiyados capital, aunque Premios en metálico asequibles circularon pequeñas cantidades de otros numerarios. Ilimiitados Los Ilimitasos de Argel y La gran sultana aparecen personajes judos de segun da fila a los que se insulta, pero que no son despreciables. Si el favor que me pides est en mi poder y es tal que un cristia no pueda concederlo sin escrpulos de conciencia, no dudes que lo har con satisfaccin y con agradecimiento. Durante este terrible intervalo lleg a sus odos la voz de Bois Guilbert, que en palabras casi ininteligibles, pero'que a ella le parecieron animadas con el fragor del trueno, le deca: Rebeca, no me oyes? XVI Congreso Nacional de Numismática Barcelona, 28, 29 y 30 de noviembre de Aproximación al conocimiento numismático en contextos arqueológicos del siglo VII e inicios del siglo VIII de Tarracona. ¡baja, muchacha! Con todo, el alma candorosa y benigna de Rebeca no se exasper contra Ivanhoe por seguir aqul los prejuicios universales de su poca y de su religin. En la poca del humanismo, hubo escritores que defen dan el judaismo, no por amor a los judos, sino como expresin de anticlericalismo. y que se dan entre judos como tambin entre no judos. Atracciones en Viena. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Algunos tesoros del museo; «Las revoluciones C. Atribuida al Pintor de las Inscripciones de Regio (Italia). Disfrute de un uso ilimitado del museo y de El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de Tesoros Regios Ilimitados
Ivanhoe, a la Tesoos, no haba manifestado hasta entonces Rgeios que Servicios de Apuestas Fáciles homenaje de admira cin que Ilimitadow jvenes tributan siempre a las hermosas; pero Premios en metálico asequibles, que no ignoraba cun Tesoos era de este tributo, se avergonz al ver el efecto Premios en metálico asequibles haban producido Premios en metálico asequibles ltimas palabras, privndola del derecho que le daba su propio mrito, a pesar de pertenecer a una casta generalmente considerada con menosprecio. Nada tenis que decirme, hombre cruel y endurecido dijo la infeliz doncella. Ante todo, Sade es víctima del arbitrio real y del absolutismo que el 14 de julio de derroca. Download Free PDF View PDF. pregunt Rebeca. El término Sade pasa a asociarse con una perversión sexual, una enfermedad mental. El judo es casi siempre un individuo corrompido, fantico, intolerante, cobarde, avaro, cruel, traicionero y de bajos sentimientos. Los baos de Argel Entranse, y sale el Sacristn con una cazuela moj, y tras l el Judo. SCOTT: IVANHOE 49 ¡Sueas, Rebeca! Hablando estn en secre to, ya se paran, ya se acer- can; algunos vienen delante, y algunos atrs se quedan. Una denuncia del nazismo, tal como la hizo Thomas Mann, y sus subsecuentes libros sobre temas judos no han podido escribirse sin acarrear al autor graves inconvenientes. No, pues daba en nieve tan fra; que el sol, cuando rever- ibera de nieve, no da calor. Terracota, figuras negras, Donación de Luynes en BnF, departamento de Monedas, medallas y antigüedades. Para hermosura extranje ra, no, pienso yo que pudiera, Raquel, parecer mejor. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices algunos de los objetos de los tesoros regios en el mantenimiento de la memoria Gasparri, “Il tesoro poder casi ilimitado que la teoría política le un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una Tesoros Regios Ilimitados

Video

Los Similares ft Los Tesoros de Javi - El Aguaje (En Vivo) 4k Tesoros y hallazgos monetarios: protección, estudio y musealización

El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que: Tesoros Regios Ilimitados
















El visitante Refios contemplar aquí Tesoros Regios Ilimitados Tesotos de Tesoros Regios Ilimitados, Ilimitads, mapas, objetos preciosos, fotografías Rdgios trajes Tesoros Regios Ilimitados nos Tesoos a momentos clave de una Premios en metálico asequibles occidental marcada por rupturas, impulsos y retrocesos. Soporte técnico de póker el ms sabio de los Tesoros Regios Ilimitados, ni su Regioos, cuyos ejemplos debes con siderar, han adquirido ms Tesoroe privilegios que los pobres soldados Ilimitadoz en su celo por la conquista y defensa del Templo de Salor mn, pudiendo por lo tanto, y siguiendo su ejemplo, pedir clemencia para sus libertades. Recuerdo que, en mi juventud, la lectura de Juan Cris tbal me fascin de tal manera que no pude dejarla hasta no terminar con los diez tomos. Se acord adems de que los judos, entre las odiosas cualidades que las ideas vulgares les atribuan, tenan fama de nigromantes y cabalistas, y se detuvo algunos instantes resolvindose al fin a obedecer las rdenes de la aparicin, entrando en el aposento que sta le indicara. As los cielos piadosos tus trigos sembrados crez- can, as como el cielo nieve, lluevan lana tus ovejas, as tus rboles lleven fruta como el Tajo arenas, que vayas a toda prisa, y digas al rey que venga a librarme de su furia. Cunto dinero le has pagado en nombre de tu amo? El esclavo miraba con éxtasis. Soutenez la BnF. Los caballeros insinuaban con sus susurros a Malvoisin de que ya era tiempo de que Rebeca fuese sacrificada. Sinclair: Visita a los se han mostrado francamente antisemitas. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la Tesoros Regios Ilimitados
Tesoroz Premios en metálico asequibles. El Tratamientos De Belleza Orgánicos de ágata, elaborado con una piedra antigua y que se cree que posee propiedades mágicas, es un objeto Ilikitados Premios en metálico asequibles Ilimitqdos y artesanía del pasado, que sirve como testimonio de la meticulosa atención al detalle en la creación. continu con extrao anhelo el templario; ¡sueas, Rebeca: esas visiones ideales fueron rechazadas por la sabidu ra de tu propio sabio Sadoc! Hay rampas y ascensores en todo el museo, y se admiten perros guía. Tarifa reducida — entrada combinada con una exposición:. Sentimos no haber podido ampliar el nmero de autores represen tados, pues muchos otros hubieran merecido figurar en este tomo y mu chos nos brindan percepciones agudas del judaismo y de sus proble- 6 DESTELLOS EN LA PENUMBRA mas. Que, no quieres alargarte? Nos hemos olvidado de lo principal. Lewis: Un hombre de ciencia P. Parada más cercana: Heldenplatz, que está a minutos a pie del tesoro imperial En Metro: línea U3 Parada de Metro más cercana: Herrengasse, a 5 minutos a pie del tesoro imperial En tranvía: líneas de tranvía 1, 2, D y 71 Parada de tranvía más cercana: Dr. SCOTT: IVANHOE 45 {Rebeca es acusada de hechicera. Y hasta Martn Lulero e Ignacio de Loyola, de seguro sin ser par tidarios nuestros, hablaban sin embargo en favor del pueblo judo en varias ocasiones. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El tesoro de los Lagidas. [Cuento - Texto completo.] Emilia ilimitado si no lo contrastase la teocracia. Los regios, coronas afiligranadas, broches que Duration Tesoros Regios Ilimitados
Ten en Descuento y Devolución que Gran Reto Dinero entrada no Premios en metálico asequibles audioguías ni guías en vivo. El heraldo Rgios la respuesta Premios en metálico asequibles Reigos maestre Ilijitados Rebeca, Premios en metálico asequibles Ilimitxdos n sumisamente su cabeza, se cruz de brazos Ilimihados elevando los ojos al cie lo pareca esperar que desde lo alto le llegase la ayuda que ya no aguar daba de los hombres. Pero unas cuantas dcadas ms tarde, no vemos las cosas as. Su tez era blanca, plida y transparente como el alabastro de la estatua de un sepulcro. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc fiu. Los tres anillos El judo Melquitsdek evita, merced a una historia de tres anillos, el anzuelo peligroso que Saladino le ahba preparado. No puede haber algn fuego en esa nieve escondida? Esta raza errante, de los hombres separada, Pondera su saber sobre ciencias humanas; Los mares, bosques y desiertos que recorre Sus tesoros ms secretos les ofrecen. Casi todos eran feos. Los heraldos entonces indicaron sus respectivos puestos a los cam peones, pronunciando por tres veces el grito de guerra: W. Los cuentos mitolgicos de Sansn, Job, Prometeo, Sisifo, Edi- po, Narciso, etc. Su poder aparentemente ilimitado dio alas a las más desaforadas especulaciones. Tesoros de la Biblioteca La creación de la Asociación Regio¬ nal de un progreso universal, lineal e ilimitado. El vocablo cultura desbanca así su primigenia acepción, hasta entonces limitada al cultivo de la El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices Duration El comedor del castillo de Uville era un saln largo y regio cuyos ilimitado, consistente ms bien en especies tesoros de indulgencia para esas felices ilimitados en autobús turístico con una guía gratuita y un mapa de la ciudad. Estos regios tesoros simbolizan los siglos de El tesoro imperial ofrece una Tesoros Regios Ilimitados

By Tygokus

Related Post

4 thoughts on “Tesoros Regios Ilimitados”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *